sábado, 3 de septiembre de 2011

Perdimos 21 personas, pero ganamos 21 estrellas

- ¿Quieres ir conmigo al baile de graduación? - esas palabras habían salido de su boca con tanta dificultad, tartamudeaba cada sílaba. Juntaba sus manos húmedas de tantos nervios juntos.
- Pues, lo siento. Ya me lo había propuesto Fernando - Al haber comenzado con el 'pues' él supo altiro cual era el destino de mi respuesta.
Cuando me gradué entré fácilmente a la universidad. Un día iba entrando a la oficina y ahí estaba el chico que un día me había pedido ir con él al baile de graduación. Él no notó mi presencia y yo pude escuchar lo que conversaban.
- Señorita por favor, déjeme entrar a esta universidad - le suplicaba a la secretaria
- Voy a tener que consultarlo. Déjeme su número y nosotros lo llamamos por cualquier cosa - finalizó el tema.
Decidí esconderme para que él no me viera al salir de aquella oficina y en cuento él se alejó de mí yo entré donde la secretaria.
- Le pido por favor que no lo deje entrar, él no es buen estudiante.
Debo confesar que no sé porqué él desde la primaria a intentado siempre estar cerca mío. Yo desde chica fui una de las que más llamaba la atención en el colegio y él era cualquiera. Sinceramente no me gustaba que me vieran con él, pues, siempre mantenía dejarlo alejado de mí y ahora quiere venir a esta universidad y ¡NO SÉ PORQUÉ!
Cuando llegué a mi casa, en la puerta de mi departamento había un ramo de flores. Me emocioné al verlas, por que pensaba que eran parte de mi novio, que no era así precisamente conmigo. Él me trataba mal, a veces me pegaba, nunca me decía cosas lindas y me engañaba pero yo no hacía nada al respecto. Pero me decepcioné cuando vi quien las mandaba, eran del chico que me invitó al baile de graduación.
Esta noche nuevamente me pegó mi novio. Llegó a mi departamento ebrio y enojado. Me miró y me dejó sangrando a las afuera de mi departamento llorado. Pues, alguien llegó a mi lado, era él, el chico que me había invitado al baile de graduación, Eric.
- Los chicos son imbéciles - empecé la conversación cuando sentí su presencia ya cerca mió.
- Puede que seamos imbéciles, pero a veces igual las chicas se equivocan. Por ejemplo tú... - no tuvo minuciosidad para decirlo
- ¿Qué? - ¿Qué dice este chico?
- En la secundaria te invité al baile de graduación y tu me negaste por que ya tenías cita. Pero en verdad lo que dijiste fue mentira, Fernando, el que ahora te pegó nunca te había invitado y en verdad nunca fuiste al baile por que él nunca te invito, solo lo dijiste para que no te avergonzaras al frente de los chicos cuando te vieran conmigo.
Cuando tu ya estabas en la universidad, hice todo lo posible para entrar. Aunque en verdad no me interesaba estar en ella, solo para estar contigo. Pero cuando fui a pedir que me dejaran tu fuiste y dijiste que no me dejaran entrar. ¿Cómo lo escuché?, pues, ella me pidió que dejara mi teléfono y llegué y me fui y no lo dejé, entonces me devolví a anotar y te escuché.
Ayer te vine a dejar flores a la puerta de tu departamento y pensaste que era Fernando y cuando te diste cuenta que era yo, las botaste a la basura.
Para que te des cuenta que a veces no solo los chicos son imbéciles si no también las chicas.
- Que tonta he sido por el amor de Dios, he tenido la felicidad al frente mío y no me he dado cuenta - rompí el silencio
- Vámonos juntos. Vámonos en una avión a alguna isla, para recuperar el tiempo perdido, vámonos - me prepuso.
- No lo sé, en verdad sigo amando a Fernando
Él al escuchar nuevamente un rechazo se paró de mi lado y se fue. sin que yo lo detuviera.

Eric igual se dirigió al aeropuerto pero algo lo detuvo. Él nunca se iba a rendir... dejó sus maletas cerca y se dirigió a buscar a la chica, quien tantas veces la a rechazado.
Mientras que ella reaccionó y se dio cuenta que tenía al alrededor y que tenía que disfrutar la vida con alguien que la amaba, dejó una nota a Fernando al lado del televisor: 'Me fui al paraíso con mi amor, Eric'. Tan atarantada que salió del departamento quedó todo prendido, incluyendo el televisor. Ella se fue donde supuesta mente despegaría el avión.
Llegó Eric al departamento, ve la nota y al mismo tiempo las noticias: 'AVIÓN ESTRELLADO HACE POCOS SEGUNDOS'

Continuará...


Sé que es latero leer toda la entrada pero nosé espero que la lean, es algo... importante por que representa a mi pais ya que está de luto porque murieron 21 personas importantes en un avión... esta historia de amor no tiene nada que ver con lo que pasó pero si deja una enseñanza que VIVAN LA VIDA, APROVECHENLA POR QUE UNO NO SABE CUANDO TODO SE ACABARÁ. A los 21 todo fue rápido, iban a una isla a contruir algo que la naturaleza destruyó.. ellos querían ayudar al país.








2 comentarios:

Pamshita Sandoval dijo...

Hermosa entrada, Como siempre! ♥ Tenes una sorpresa en mi Blog : http://delamoryotrosdesastres-pamshita.blogspot.com/2011/09/100-razones-para-estar-feliz.html BESOS!

Fran dijo...

Tienes razón :3, hay que vivir la vida, & no está fome :c, esta hermosisisisima <3